Mi hijo tiene frenillo lingual corto: ¿Qué debo hacer?

Mi hijo tiene frenillo lingual corto: ¿Qué debo hacer?

El frenillo lingual (o anquiloglosia) es un tejido que todos tenemos y que une la lengua al suelo de la boca. En condiciones normales, el frenillo lingual es flexible y permite que la lengua se mueva libremente. Sin embargo, en algunos casos, puede ser demasiado corto o grueso, y dificulta o impide la movilidad funcional de la lengua.

Consecuencias del frenillo lingual corto

El frenillo lingual corto puede tener una serie de consecuencias, tanto a corto como a largo plazo. Entre las más comunes se encuentran:

  • Problemas de lactancia: dificulta que el bebé succione la leche del pecho, lo que puede provocar problemas como poca ganancia de peso o incluso pérdida, irritabilidad del bebé y dolor en las mamas.
  • Problemas de habla: puede dificultar la pronunciación de ciertos sonidos, como la "r", la "l" y la "d".
  • Problemas de masticación y deglución: la masticación y la deglución de los alimentos, se puede ver alterada lo que puede provocar problemas de alimentación y de crecimiento.
  • Problemas orofaciales: como apiñamiento, la mordida abierta y la maloclusión dental.

Frenectomía: ¿Cuándo se debe realizar?

La frenectomía es la cirugía que se realiza para intervenir el frenillo lingual corto. Es un procedimiento sencillo que suele realizarse con anestesia local. La recuperación es rápida y el niño puede seguir su rutina diaria en poco tiempo.

Nuestro equipo te guiará durante el proceso de diagnóstico y tratamiento. Contamos con odontopediatras y logopedas que te proporcionarán toda la información que necesitas para tomar una decisión informada sobre el tratamiento. Estamos comprometidos en proporcionar el mejor cuidado posible para mejorar la calidad de vida su hijo.

Deja Una Respuesta

× ¡Escríbenos!